La felicidad está dentro de ti, no la busques fuera. Está demostrado a través de varios estudios, que las personas positivas viven hasta 12 años más. Nos conviene ser positivos porque nos va la vida en ello. Y este es mi granito de arena a este propósito, vamos allá...
lunes, 27 de febrero de 2012

Tú eliges ser fuerte o débil.


Rafael Santandreu, autor de "El arte de no amargarse la vida" explica cómo uno puede convertirse en alguien más fuerte, eficaz y feliz a base de hacerse autoterapia.
Dice que el suyo, no es un libro de autoayuda, sino un método para cambiar.
Cree firmemente que la gente puede cambiar. Se necesita un trabajo intenso, pero claro que se puede.
La clave está en el diálogo interno. La gente más sana y positiva tiene el hábito de no exagerar las adversidades. 
Las personas ansiosas o depresivas se ponen mal a sí mismas con lo que se dicen en su interior, pero se les puede enseñar a cambiar.
Rafael dice que todo el mundo tenemos "terribilitis". En realidad, todos los que están mal: depresivos, ansiosos, etc, lo que tienen es "terribilitis": la tendencia a calificar de terrible cosas que no lo son.
Con respecto a no tener trabajo y estar en paro, piensa que es malo, pero no es una tragedia total. Mucha gente se fustiga por estar parado. Se dicen a sí mismos "no valgo para nada, la sociedad es un asco y no lo puedo soportar", y eso no les ayuda en absoluto. Además de estar desempleados, se provocan un trastorno emocional que puede ser peor que el hecho del paro.

Entonces Rafael ¿hay que aceptar la situación y encima estar contento?
El físico Stephen Hawking, uno de mis maestros de vida, suele decir: "Quejarse es inútil y una pérdida de tiempo". Yo he estudiado a fondo a personas que se caracterizan por ser muy fuertes y ellas nos demuestran que si estás en positivo resolverás todos tus problemas mucho mejor. Cada uno elige ser fuerte o débil.

Incluso dices que ni siquiera la salud es esencial para ser feliz.
Los campeones de la salud mental eso creen y se les ve muy bien. Stephen Hawking no tiene una gran salud física, pero es una de las personas más felices que conozco. Una vez mas, cada uno elige ser fuerte o débil.
Pero eso requiere un cambio de valores y creencias radical.
Si, lleva su trabajo pero se puede hacer. El resultado es que, en pocos meses, la persona deja de "terribilizar" y se transforma, cambia el chip. Pero para cambiar tu forma de sentir a nivel emocional, tienes que cambiar tu mentalidad de formar radical, tienes que abrir la mente y plantearte si no te has equivocado en cuanto a tus valores vitales. Entonces, o cambias o seguirás amargándote para siempre. 

En tu libro aparece un lista de las diez creencias más nocivas de la sociedad española actual, entre las que está la creencia de que "hay que tener pareja para ser feliz".
Si. El tema del amor sentimental está muy mal entendido en nuestra sociedad y por eso la mitad de los matrimonios no dura más de diez años. Nos han vendido que el buen amor es el amor dependiente y es justo al contrario. Uno está preparado para tener pareja cuando no la necesita. Una buena pareja es aquella que se puede decir "Cariño, te quiero mucho pero no te necesito nada" 
El amor dependiente está lleno de exigencias que acaban arruinando la relación. Si crees que tu pareja tiene que hacerte feliz, le estás exigiendo demasiado y eso te producirá amargura cuando algo falle. Yo creo que si Romeo y Julieta se hubieran casado, se hubieran separado antes de un año de vida en común.
En la radio a todas horas, escucharás una canción de amor que dice algo así como "Sin ti yo muero", un mensaje muy neurótico. Yo me pregunto "¿Por qué te mueres? ¿Acaso te estás desangrando?" Esas ideas te hacen débil y trastornado porque si, por lo que sea, pierdes a esa pareja, te vas a deprimir. Y si la conservas... habrá demasiada tension entre vosotros porque le estarás exigiendo que te haga feliz.

Demasiadas exigencias... Una de las claves de la salud mental es no exigirse tanto ¿verdad?
No exigirse a uno mismo (hoy estamos enfermemos de esto), no exigir tanto a los demás ni a la vida misma. Muchas personas hacen cosas frenéticamente para ser grandes profesionales, buenísimos padres, tener una gran vida social o familiar, estar en forma, vestir a la moda, ser atractivos, tener una casa hermosa y mil cosas más. O si no, ¡son unos fracasados!

Por eso te metes con el libro El Secreto...
Si. Creo que ese libro que ha sido bestseller durante los últimos años, es nocivo. Añade más exigencia a las mentes de la gente.
El Secreto vende la idea de que "si deseas algo mucho, lo conseguirás" y eso, además de que no es verdad, te lleva a obsesionarte con objetivos que, en realidad, no te darán la felicidad. Lo que te hará feliz es calmarte y no exigirte tanto. Para entender esto, pensemos en las anoréxicas. Se convencen de que la felicidad depende de esa obsesión. Consiguen adelgazar, pero con un coste mental brutal. Desear moderadamente es bueno. Desear en demasía es malo porque genera una mente obsesiva.

¿Tenemos que aceptar nuestros límites?
Si, incluso estar orgulloso de ellos. Hoy es mucho más importante la armonía que la superación personal porque estamos enfermos de querer  más y más. Así que, bienvenidos sean mis fallos, soy humano y fallaré toda mi vida. Esta aceptación de mis límites me dará paz mental.

Dices que habría que ampliar el concepto de ecología a la psicología.
De hecho, nunca salvaremos el planeta, nunca seremos realmente ecológicos si no hacemos primero una renuncia mental sobre nosotros mismos. No es necesario destacar ni ser una persona excepcional. La competencia personal, no soportar ser menos que el vecino, es lo que nos lleva al consumo irracional.

10 Consejos para corregir la Neurosis*:
1.- Confía en el cambio: hacerse más fuerte a nivel emocional es posible y deseable.
2.- Positiviza tu diálogo interno: no te hables en términos catastrofistas.
3.- No te exijas hacer siempre las cosas bien: la exigencia es la madre de todas las neurosis.
4.- Practica la renuncia: la capacidad de renunciar mentalmente a todo lo que poseemos nos hace fuertes.
5.- Acepta más a los demás: comprende que todos cometemos fallos, pero que en el fondo, somos personas valiosas.
6.- Detente y medita cada día: la vida actual transcurre demasiado deprisa y se nos contagian las neuras de los demás.
7.- Persevera: no te transformarás si no te lo propones con ahinco y perseveras a lo largo de varias semanas y meses.
8.- Proyecta: no te cortes y planifícate un futuro próximo magnífico lleno de viajes, cambios de trabajo, de domicilio, mejoras en tu vida de ocio, mejoras en tu condición física...
9.- Cuídate, gratifícate.
10.- Juega: más que un sueño, a vida es juego.


* Neurosis: Enfermedad funcional del sistema nervioso caracterizada principalmente por inestabilidad emocional.

Ideas que machacan la vida:
- Necesito tener a mi lado alguien que me ame o de lo contrario ¡qué vida má triste!
- Debo tener un piso en propiedad, de lo contrario soy un maldito fracasado muerto de hambre.
- El progreso siempre es bueno y consiste en tener más cosas, más oportunidades, más inteligencia.

Fuente: Entrevista a Rafael Santandreu en la revista Psicología Práctica.
Imágenes: Internet y Génesis

4 comentarios:

Diego Rich at: 29 de enero de 2013, 8:11 dijo...

Excelente artículo!! voy a difundirlo, que aporte tan genial.
Muchísimas gracias.

andres ariza at: 23 de agosto de 2013, 2:49 dijo...

Excelente artículo me ha ayudado y gente debe de estar buscando tan buen post lo compartiré y mira que yo tengo 12 años mire el post porque me sentí triste,aburrido y furioso porque mis amigos abusaban de mi
GRACIAS...

Ganesha Vallejo at: 21 de enero de 2014, 15:06 dijo...

A pesar que tiene partes constructivas, creo que el artículo se contradice a sí mismo en el momento que anuncia la no exigencia y la actitud de mejorar. Uno no mejora si no se lo propone y se esfuerza por conseguirlo en otras palabras, "Persevera: no te transformarás si no te lo propones con ahinco y perseveras a lo largo de varias semanas y meses".


Tampoco creo que los límites sean algo que el ser humano deba simplemente aceptar porque eso es cortarse su propio camino. -Sí, sé que llego hasta aquí. Pero probablemente pueda ir más lejos si me lo propongo- De hecho, siempre se llega.

Está bien no obsesionarse ni frustrase cuando uno se equivoca, pero también plantearse mejorar para la próxima vez.


Quizá tener cosas físicas no nos haga más fuertes, pero sí nos hace más fuerte desarrollar nuestras capacidades como seres humanos.

Es solo una opinión random de internet.
Gracias

Joan Garcia at: 1 de febrero de 2014, 13:11 dijo...

Estos libros de autoayuda cansan. Dicen cosas que no tienen sentido y se contradicen.

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores